Clasificamos a estas disfunciones sexuales en dos tipos (que a su vez tienen subdivisiones) : dispareunia y vaginismo.

En la dispareunia nos encontramos con un cuadro de dolor en las relaciones sexuales, pudiendo producirse de forma superficial al inicio de la penetración o en la penetración profunda.

En los casos de vaginismo la disfunción es de mayor importancia, siendo imposible mantener una relación sexual con penetración.

¿Qué puede provocar este tipo de disfunciones? Son múltiples las causas que pueden llevar a la mujer a sufrir dolor en las relaciones. Las más comunes:

 

  • Episiotomías, desgarros u otras secuelas derivadas del parto.
  • Cicatrices internas o externas producidas por cirugías pélvicas o abdominales
  • Tensión muscular perineal provocados por debilidad de la musculatura del suelo pélvico, desarreglos posturales globales, patologías lumbares y abdominales, esfuerzos repetitivos o realizados de manera incorrecta.
  • Coccigodinias ( dolor en el cóccix)
  • Enfermedades como la endometriosis o la neuropatía del Pudendo.
  • Antecedentes de abusos sexuales.

 

La fisioterapia especializada en suelo pélvico se vale de numerosas técnicas con eficacia demostrada para el tratamiento de estas disfunciones sexuales. En el Centro de Fisioterapia Athenea tenemos varias vías de contacto a vuestra disposición para cualquier consulta que quieran hacernos.

Si sufres dolor en tus relaciones ponte en manos de un Fisioterapeuta especializado en suelo pélvico y vuelve a disfrutar de una vida sexual sana.

 

Javier Aguilar Cervantes

Fisioterapeuta colegiado núm. 4926

Centro de Fisioterapia Athenea

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad