Ejercicio físico en el embarazao y postparto

FOTO XIV

El ejercicio físico en el embarazo es altamente beneficioso para la salud del feto y de la madre. Debe comenzar a principios del 2º trimestre de gestación en mujeres sedentarias que desean empezar un programa de ejercicios durante el embarazo. Estando recomendado desde el inicio de la gestación en mujeres que antes del embarazo estuvieran habituadas a la práctica deportiva, nunca superando el 60/70 % de la frecuencia cardíaca máxima.

El ejercicio físico en el embarazo debe centrarse en ejercicios de estiramiento, movilización articular, relajación y tonificación suave. No es conveniente realizar un trabajo de tonificación intensa y de resistencia, aunque se podría exigir más físicamente a mujeres con un buen estado físico previo al embarazo.

La importancia de estos ejercicios radica en que :

  • Nos van a ayudar a dar soporte a órganos internos y al crecimiento del útero.
  • Van a tonificar y flexibilizarla musculatura y articulaciones de la pelvis y columna lumbar mejorando y previniendo dolores de espalda ( los cuales sufren más del 40% de las embarazadas ) y facilitaremos el canal del parto ayudando a recuperar su estado normal después de éste.
  • Además de evitar las incontinencias urinarias, prolapsos y disfunciones sexuales, con el ejercicio físico en el embarazo :
    • Mejoraremos el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento y las molestas hemorroides típicas del periodo gestacional.
    • Podremos evitar las temidas episiotomías.
    • Prevenimos la diástasis abdominal(apertura de los rectos abdominales debido al gran aumento de volumen abdominal)

icon175x175 (1)
icon175x175

Una correcta preparación física y mental de cara al importante momento del parto debe ir unida a una información sobre los cambios que va a experimentar la mujer en su cuerpo y la necesidad de compensarlos, así como a una formación teórico/práctica sobre los aspectos específicos del embarazo: como la correcta respiración, los ejercicios para favorecer la dilatación del cuello uterino o las formas menos agresivas ,para la madre y el feto, de llevar a cabo los pujos durante el parto.

En esta preparación juega un papel importante la pareja, a la que se le aconseja su participación en alguna de las sesiones en las cuales se le resolverán sus dudas además de instruirle sobre cómo ayudar a la madre durante el embarazo, en la fase de dilatación y en el parto.

Dentro de los ejercicios terapéuticos que se deben realizar durante el embarazo y la recuperación postparto, podemos aprovechar los beneficios que nos brinda el Pilates terapéutico o Fisiopilates, una modalidad de ejercicios ideal para trabajar el suelo pélvico en esta etapa gestacional y de postparto.

En Centro de Fisioterapia Athenea ponemos a su disposición sesiones de Fisiopilates especializado para embarazadas además de un completo programa de preparación al parto y recuperación postparto en los que se dotará a la mujer embarazada de las necesidades físicas y fisioterapéuticas de su estado obstétrico tras una evaluación funcional del suelo pélvico y del complejo abdominolumbopélvico, estableciendo un plan de tratamiento de Fisioterapia obstétrica y uroginecológica, una instrucción teórico-práctica y ejercicios terapéuticos.

Consultar apartado “Programa especial de preparación maternal”.

FOTO XV